Avisar de contenido inadecuado

BREVE HISTORIA DE PINILLOS - 2a. PARTE

{
}

PINILLOS A COMIENZOS DE SIGLO XX

Pasados casi tres lustros de haber concluido La Guerra de los Mil Días, la naturaleza impuso un gran reto a los pinilleros, ya que en el año de 1916 una gran creciente arrasó grandes extensiones de cultivos y muchos hatos se vieron disminuidos por el ahogamiento de miles de reses, muchas de las cuales fue imposible rescatar de las enfurecidas aguas del caudaloso Magdalena.
Se establecía entonces el reto de hacerle frente a las contingencias que la naturaleza imponía a la población, y la salida era construir una solida muralla que protegiera el pueblo de las crecientes que en esos años comenzaron a hacerse continúas, y tras algunos años de gestión mancomunada, se logró construir la muralla de cemento que actualmente existe, a esta acción contribuyó notablemente Padre Pedro María Rebollo un Sacerdote misionero nacido en Ciénaga Magdalena, que llegó a Pinillos por el año de 1920 y que más tarde llegó a ser Obispo de Barranquilla. Este abnegado y emprendedor Sacerdote, se dedicó a recoger recursos entre los acaudalados del pueblo y de la región, hasta acopiar los dineros para construir la muralla en concreto, de tan buena calidad que hasta la actualidad protegen a la población de los embates del Río; la anterior muralla estaba construida de piedras traídas del Cerro de Guayabetal; eran estas, grandes lajas de color negro de las cuales aún muchas deben existir en el pueblo.
Dadas las circunstancias ambientales de los tiempos presentes, los actuales dirigentes del Municipio, ojala dejaran a un lado los simples apetitos politiqueros y asumieran una gestión social, interesándose por reforzar esta vieja muralla, en razón a que el Cambio Climático, ya ha determinado un régimen pluviométrico de igual o quizá de mayor magnitud que el que se presentó casualmente hace 100 años y que se está presentando de nuevo en este año notable del bicentenario y no lo quiera la Divina Providencia podría operarse una devastación, mucho mayor que la ocurrida en el año de 1916, cuando las poblaciones ribereñas quedaron lastradas por la desolación que dejo el Rio a lo largo de sus orillas. Los indicios climatológicos hacen entender que el fenómeno de La Niña se hace recurrente en cada centenario de nuestra Independencia, como un reto a la clase dirigente del país.
A los buenos oficios del Padre Rebollo, se debió también la construcción de la segunda Iglesia que tuvo Pinillos ya que la primera fue una Iglesia de palma y bareque. La construida en 1924 aproximadamente, bajo la egida del Padre Rebollo, fue una Iglesia de madera cuya construcción fue dirigida por un maestro de la construcción de Apellido Muñoz de origen momposino. El altar constituía una pieza de arte construida en madera al mejor estilo colonial y las tejas de barro cocido, fueron traídas desde la lejana Inglaterra, ya que en esa época en nuestro país aún la industria se encontraba en un estado muy primitivo.
El Padre Rebollo, fue también en 1923, el promotor de la instalación de una Piladora de arroz cerca de Puerto Pinillos, donde hasta hace algunos años existieron restos de esta maquinaria, que fue transportada hasta allí por el acorazado Colombia un barco de La Armada Nacional. En esta mediana factoría, se trillaba el arroz procedente de Tiquicio y la región del Cauca, dando empleo a gran cantidad de personas. Con la instalación de esta piladora, llegó también a Pinillos el primer motor fuera de borda, al cual se adaptó una canoa de gran tamaño que servía para transportar el arroz y los trabajadores.
En 1930, culmina La Época de La Hegemonía con la llegada a la Presidencia de la República del Dr. Enrique Olaya Herrera y en su periodo presidencial, le es devuelta la condición de cabecera municipal a Pinillos. Durante el periodo presidencial del Doctor Alfonso López Pumarejo que transcurrió en el cuatrienio de 1934 – 1938, con la consigna “La Revolución en Marcha”, se dio a las comunicaciones y al desarrollo social del país un importante impulso, es así como en el año de 1934 Pinillos entró en la era de las telecomunicaciones, ya que en este año se instaló por primera vez un telégrafo en su territorio.
A finales de los años 30 comienza a decaer definitivamente la navegación fluvial a causa de la irregularidades que empezó a presentar el Río para la navegabilidad lo cual causaba constantes encallamientos de los barcos a vapor, situación ante la cual el gobierno nacional, optó por desarrollar una de las estrategias más absurdas de la historia económica del país, cual fue abandonar el Río a su suerte y construir carreteras y vías férreas medios de comunicación que definitivamente remplazaron la comunicación fluvial hasta nuestros días, lo cual encareció notablemente el transportes de productos en el país y puso sobre los hombros de los contribuyentes una onerosa carga fiscal con el fin de subsidiar la construcción y mantenimiento de vías; hecho que significó para Pinillos un lamentable acontecimiento, porque ya en lo sucesivo su economía se vería disminuida progresivamente hasta llegar a constituirse hoy por hoy, en un pueblo más con incierto futuro, en la extensa y feraz geografía del Caribe colombiano.
En 1947 se comienza la construcción de la actual Iglesia, siendo Párroco de Pinillos El Padre Barrera antioqueño de gran talento humanitario, obra que se adelantó con los diezmos recolectados entre los feligreses de la Parroquia. El altar de madera de la anterior Iglesia pasó a ser el altar principal de esta nueva, quedando ubicado en el espacio ubicado debajo de la cúpula, tal y como se encuentra ubicado el altar en la actualidad. Las tejas de la vieja Iglesia de madera, fueron vendidas a personas que las utilizaron para entechar con ellas sus viviendas y es posible, que aún existan estas en algunos tejados del pueblo.
En 1948, llegó a Pinillos el Médico José Manuel Ballesteros, a prestar su año rural. Fue él quien promovió la construcción de La Casa de Socorro porque en el pueblo no había donde atender a los enfermos; era una amplia construcción de madera con techo de zinc, que existió por muchos años en el lugar en que funcionan las oficinas de Telecom. Esta casa opero inicialmente como un dispensario médico ó puesto de salud, hasta cuando fue construido el hospital actual, pero también fue utilizado como escuela y como casa campesina. La construcción de ese primer centro de atención médica se llevó a cabo con el producto de una colecta que hizo el Dr. Ballesteros.
Concluida oficialmente la época de la navegabilidad fluvial a vapor por el Río, comenzó para Pinillos una tortuosa y muy difícil cotidianidad, ya que sus habitantes acostumbrados a la bonanza, nunca se han restablecido del percance económico, que significó perder su principal fuente de ingresos, y lo que es peor, sus líderes han permanecido de espaldas al querer social, empecinados en consuetudinarios enfrentamientos, lo cual me concita a parodiar a José María Vargas Vila cuando al referirse a los politiqueros de su época escribía: “No han hecho más que empequeñecer y envilecer, el sagrado oficio de la función pública.”
Los últimos 60 años de la vida socio política de Pinillos, salvo contadas y fugaces temporadas de reactivación, han trascurrido en una letárgica é intrascendente cotidianidad, tachonada de: El abandono de las estrategias de recaudo de las rentas que le correspondían a Pinillos por concepto de regalías petroleras y de extracción de oro. De ejecutorias imbuidas en el enfoque economía del cemento, orientadas en el supuesto de promover el mejoramiento de aspectos infraestructurales de poca trascendencia para el beneficio social de la población. De enfrentamientos politiqueros. De la pérdida de las tenencias territoriales del municipio y De un vergonzante saqueo de erario municipal.
Esta trascendental realidad, ha diezmado la economía y el bienestar general de la comunidad, que ha visto por este comportamiento, el dispersamiento de su territorio original y a estar actualmente conminada a un decrecimiento paulatino de su población y por tanto de sus posibilidades de progreso social, en razón de que la mayor parte de las administraciones municipales han ignorado, quien sabe si consiente ó inconscientemente, las ventajas comparativas que el uso racional de los recursos ambientales de la región pueden proporcionar al fortalecimiento de las condiciones generales de vida de la población, expectativa democrática que perfectamente puede lograrse a partir de la estructuración de planes de desarrollo, focalizados en el mejoramiento de los servicios de salud, educación y mediante la generación de espacios de ocupación para todos, dentro de un enfoque de planeación estratégica, que permita la concreción de condiciones objetivas para lograr el desarrollo con equidad y contribuir de manera decidida en la consolidación de paz que tanto añora nuestro país.


                                               REFLEXIÓN FINAL


Los años posteriores a la muerte del Caudillo Jorge Eliécer Gaitán, salvo contadas y fugaces temporadas de reactivación, la vida socio política de Pinillos ha trascurrido en una letárgica é intrascendente cotidianidad, en la que son relevantes aspectos como:
• La ausencia de una estrategia de recaudo de las rentas que le corresponden a Pinillos por concepto de regalías petroleras y de extracción de oro,
• Las ejecutorias imbuidas en un enfoque clientelista, orientado en el supuesto de promover el mejoramiento de aspectos de infraestructura urbanística de relativa poca trascendencia é importancia para el beneficio social de la población.
• Los enfrentamientos politiqueros.
• La pérdida de gran parte de su territorio municipal y
• El vergonzante saqueo de erario municipal.
Esta realidad, ha diezmado la economía y el bienestar general de los pinilleros que se han dignado de seguir viviendo en su terruño natal, estando hoy por hoy el municipio conminado a un decrecimiento paulatino de su población y por tanto de sus posibilidades de progreso social, en razón de que la mayor parte de las administraciones municipales han ignorado, quien sabe si consiente ó inconscientemente, las ventajas comparativas que el uso racional de los recursos ambientales de la región, pueden proporcionar al fortalecimiento de las condiciones generales de vida de la población, expectativa democrática que perfectamente puede lograrse a partir de la estructuración de planes de desarrollo, focalizados en el mejoramiento de los servicios de salud, educación y mediante la generación de espacios de laborabilidad para todos, dentro de un enfoque de planeación estratégica, que permita la concreción de condiciones objetivas para lograr el progreso con equidad y el logro de la paz que tanto añora nuestro país.
En el año de 1991, tuve la oportunidad de trabajar como empleado del municipio de Pinillos, mi anhelo al pernoctar en mi patria chica, fue el de ofrecer mis conocimientos y capacidades al logro del bienestar general y al desarrollo de proyectos de interés social, pero aunque se lograron focalizar y canalizar algunos recursos del Plan Nacional de Rehabilitación; PNR para diferentes proyectos, no fueron asignadas las partidas municipales correspondientes, de tal manera estos recursos nacionales se perdieron.
Uno de estos proyectos estaba orientado al Fortalecimiento Institucional del COMAFO, si esta partida hubiese sido lograda hoy posiblemente este claustro, fuese un Instituto de Educación Media Diversificada o tal vez una Institución de Educación Tecnológica desde el año de 199, pero desafortunadamente, los terrenos aledaños al COMAFO, en que se tenía proyectada la expansión de su planta física, eran de un señor no perteneciente al grupo del Alcalde de esa época y por tanto, no se debían adquirir así se perdieran esos recursos.
Ante estas circunstancias, y al sentirme señalado como subversivo por algunos paisanos que no comprendieron mi postura civilista y critica; al cabo de un año largo comprendí la intrínseca significación del adagio popular “Una golondrina no hace verano” Decidí entonces, al ver que mi afán no contaba con el menor apoyo, renunciar a mi cargo como Directos de la UMATA municipal y como profesor Ad honorem del COMAFO, en el área agropecuaria.
Pocos días antes de salir de Pinillos, saboreando la desilusión que me causaba el no haber podido lograr un mejor desempeño, escribí los versos que a continuación transcribo y que hice del conocimiento de algunos paisanos que conmigo compartían sueños y aspiraciones.


A orillas del Magdalena
Entre el Banco y Magangué
Hay un pueblito olvidado
Pueblo que me vio nacer.

Allá por mil novecientos
Cuando el Río era vía importante
Sus calles vieron la gloria
De una época pujante.

Cuando los malos gobiernos
El Magdalena olvidaron
Pinillos cuál vieja bonga
Sus ramas se marchitaron.

En el bajo Magdalena
Pinillos era importante
La vil politiquería
Eclipsó su sol brillante.

Su pasado promisorio
Su olvidado señorío
Son parte de esa Colombia
Que sucumbió con el Río.

Sus hijos ya no se esmeran
Por gobernar justamente
Es por esto que Pinillos
No prospera ciertamente.

Las nuevas generaciones
Que en el poder hoy están
No tienen capacidad
Para actuar con probidad

Olvidan que el Malibú
Valiente supo luchar
Contra el déspota Español
Que lo quiso conquistar.

En medio de tanta angustia
Mejores tiempos vendrán
Entonces pueblo querido
Tú también renacerás.

José Rafael Ballesteros Hernández
Diciembre de 1991

 

 


FUENTES DE INVESTIGACIÓN


1.- ORALES É INTANGIBLES


• Reminiscencias y recordaciones de mi padre José Rafael Ballesteros B. pinillero integro que siempre añoró y amó a su pueblo natal y de mi Madre Elba Hernández de Ballesteros, quien llegó a los ocho años a Pinillos para convertirse por adopción, en una más de sus hijas.

• Aportes y contribuciones del Licenciado Martín Rangel Chema a quien me unen indisolubles lazos de paisanaje y familiaridad


2.- BIBLIOGRAFICAS

1. Arango Jaramillo, Mario. El proceso del capitalismo en Colombia. Volumen 2. Ediciones Hombre Nuevo. Medellín 1991.
2. Borja Miguel. Estado Sociedad y ordenamiento territorial en Colombia. Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. D. C. 1999.
3. Calderón, Jorge Enrique. Colombia país de Regiones II. Región caribe. El Heraldo de Barranquilla.
4. Del Castillo Mathieev, Nicolás. La primera visión de las costas colombianas. Revista credencial Historia. Edición 27. Marzo de 1992.
5. De la Espriella, Alfredo. 500 años del Río Magdalena. El Heraldo de Barranquilla, Abril 1º de 2001.
6. Dugand Geneco, Armando. Geobotánica: Botánica y ecología vegetal. Corporación Autónoma Regional del Atlántico. Industrias Graficas Cervantes Ltda. Barranquilla.
7. Escalante, Aquiles. Los Mocanà: Raíces antropológicas del Departamento del Atlántico. Revista Divulgaciones Etnológicas. Barranquilla. 19955.
8. Escalante Aquiles. El negro en Colombia. Universidad Nacional. Bogotá, 1964.
9. Fals Borda, Orlando. Mompox y Loba.
10. -------------- Historia de la cuestión agraria en Colombia. Carlos Valencia Editores. Bogotá D. E. 1982.
11. Freire, Juan Rodríguez. El Carnero. Escrito en 1636. Reproducido por El Ministerio de Educación Nacional. Imprenta Nacional. Bogotá D. E. 1963.
12. Liébano Aguirre, Indalecio. Los grandes conflictos sociales y económicos de nuestra historia. Intermedio Editores - División de Círculo de Lectores S. A. Bogotá D. C. 2002
13. Méndez Bernal, Rafael. Grandes insurrecciones: Colombia prehispánica, conquista y colonia. Círculo de lectores S. A. Santa Fe de Bogotá. 2000
14. Molano Barrero, Joaquín. Como era la tierra: Arcabuces, sabanas y paramos conformaban el país. Revista Credencial Historia. Edición 27 Marzo de 1992
15. Parra Granada, Juan. Geografía económica de Colombia. 7ª Edición Editorial Bedout S. A. Medellín.
16. Revollo, Pedro Maria, Presbítero. Mis memorias. Primera parte de 1808 a 1906.
17. Rodríguez Freire, Juan. El Carnero. Imprenta Nacional. Bogotá d. e. 1963.
18. Romero Jaramillo, Dolcey y otros. Ciencias sociales regionalizadas No. 4 Región Caribe. Costa Atlántica. Editorial Mundo Latino S. A.
19. Uribe, Maria Victoria. Como era la gente: El poblamiento nativo antes de la llegada de los conquistadores. Revista Credencial Historia. Edición 27 Marzo de 1992.
20. Varios autores. Historia documental No 6. Editorial Voluntad Medellín.

 

ANEXO No. 1
ORIGEN DEL APELLIDO PINILLOS

EN EL AÑO 845 DE NUESTRA ERA, RAMIRO REY DE ASTURIAS, OTORGO EL TITULO DE CABALLERO DE SANTIAGO A DON MARTIN Y A SUS ONCE HIJOS POR HABERSE DISTINGUIDO COMBATIENDO CONTRA LOS HEREJES (MOROS) EN LA BATALLA DE CLAVIJO, DANDOLES COMO FEUDO EL PUEBLO DE PINILLOS, AHORA UBICADA A LA SALIDA DE TORRECILLA DE CAMEROS, EN AQUEL ENTOCES PINILLOS (ESPAÑA) COMPRENDIA GRAN PARTE DEL SUR DEL LOGRONO.
ESTE PUEBLO SE HIZO FAMOSO EN EL 1500 GRACIAS A QUE TODA LA DECENDENCIA ERA DE UNA GRANDE ELITE, HIDALGOS, MAGISTRADOS, MARIACALES, GENERALES, HEROES, CORREGIDORES, MINISTROS, BENEMERITOS, REGIDORES; EN FIN GENTE MUY RESPETADA Y GENEROSA.

CON LA LLEGADA DE CRISTOBAL COLON A AMERICA EN EL 1492 Y RESPECTIVA CONQUISTA EN LOS AÑOS SIGUIENTES, SE NECESITÓ GOBERNAR LAS TIERRAS CONQUISTADAS, EL REY DE ESPAÑA CARLOS V NOMBRÓ A VARIOS NATURALES DEL PUEBLO DE PINILLOS EN ESPAÑA, COMO ADELANTADOS, GOBERNADORES Y RERESENTANTES DE LA CORONA EN DICHAS TIERRAS Y ES ASI QUE LOS MARTINEZ DE PINILLOS SE EXPANDIERON A LO LARGO Y ANCHO DE AMERICA.

EN LA DEPRESION MOMPOSINA VIVIO UNO DE ESTOS IDALGOS ESPAÑOLES DE NOMBRE PEDRO JULIÁN MARTÍNEZ DE PINILLOS, QUIEN LLEGÓ A CARTAGENA DE INDIAS EN 1767, PROCEDENTE DE SU NATAL RIOJA, EN DONDE HABÍA NACIDO EN EL AÑO DE 1748, SE ESTABLECIÓ EN SANTACRUZ DE MOMPOX EN 1770 Y ALLÍ CONTRAJO MATRIMONIO CON SU PRIMA MANUELA DE NÁJERA EN 1775. EN MOMPOX SE DESTACO COMO LÍDER CÍVICO Y CULTURAL FALLECIENDO EL 22 DE MAYO DE 1809, POCOS MESES ANTES DE LA INAUGURACIÓN DE UNA INSTITUCION EDUCATIVA, CUYA FUNDACION PROMOVIO CON GRAN DEDICACIÓN Y ENTUSIASMO.

ESTA INSTITUCIÓN CON 201 AÑOS DE EXISTENCIA ESTA CONSIDERADA COMO LA INSTITUCIÓN DE EDUCACIÓN SUPERIOR MÁS ANTIGUA DEL CARIBE COLOMBIANO, HA RECIBIDO DIFERENTES DENOMINACIONES ASI:
• COLEGIO UNIVERSIDAD SAN PEDRO APÓSTOL, CREADO POR UNA REAL CÉDULA DEL REY CARLOS IV EN 1804 E INICIÓ SUS LABORES EL 29 DE AGOSTO DE 1809, NOMBRE QUE CONSERVÓ HASTA 1853.
• COLEGIO PINILLOS, 1853 – 1936.
• COLEGIO NACIONAL PINILLOS, 1936 – 1992.
• INSTITUCIÓN EDUCATIVA COLEGIO NACIONAL PINILLOS, A PARTIR DE 1993.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario BREVE HISTORIA DE PINILLOS - 2a. PARTE

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre